Cómo saber si alguien está espiando nuestro Gmail

En el internet existen muchos expertos que comparten sus trucos para que otros usuarios también puedan disfrutar de las funcionalidades. En ese sentido existen algunos programas y servicios en la red donde es posible detectar cuando abrimos un correo, y no específicamente esos inofensivos de nuestros recibos. Son herramientas que saben cuándo lo abres, cuales enlaces de mensajes hemos hecho clic y hasta desde donde lo haces. Esos datos son muy importantes para algunos expertos en relaciones públicas y publicidad.

Pero así como existen esos programas, en la red también nos encontramos con técnicas para neutralizar la herramienta. Algunos de nosotros siempre utilizamos el Gmail desde la web, para poder ver nuestros mensajes y con nuestro correo también podemos detectar cuando alguien quiere saber nuestros datos, incluso antes de que abramos a leer el mensaje.

Para lograr esto debemos de instalar la extensión de Chrome llamada “Ugly Email”, que encontramos de manera gratuita en Chrome Web Store. Se trata de un complemento que también está disponible en Firefox, el cual es capaz de detectar el código rastreador de los todos los correos que tenemos en nuestra bandeja de entrada. Cuando lo tengamos instalado nos dirigimos a Gmail.

Ahora podrás ver algunos de tus mensajes. Si es que alguno de ellos tiene el icono del ojo de Ugly Email, justo al lado del asunto del mensaje no debemos abrirlo porque se está considerando como sospechoso. De lo contrario, habrás cedido a los datos sobre ese correo que haz abierto a una tercera persona.

Además, si este correo es un mensaje personal, es decir que su remitente es una persona de alta confianza sin que se haya añadido ninguna publicidad dentro debes de avisarle. Debido a que es posible que la cuenta de tu amigo tenga algún tipo de malware instalado en su correo donde se esté aprovechando de datos sin que él se dé cuenta.

espiando correos gmail

¿El espionaje de las empresas en nuestro correo es legal?

Ese espionaje para saber los datos de nuestro correo y sobre los clics a enlaces que hacemos, es un procedimiento común que las personas hacen para mejorar sus métodos de publicidad. De hecho, la compañía de Google cuenta con una página guía para los anunciantes mediante este proceso. Es entonces que este pequeño espionaje está lejos de ser ilegal; a pesar de que eso resulte inquietante para algunos y se lleva a cabo sin el conocimiento de la persona.